¡Mataros, nenos!

|

Políticos y economistas hablan de causas que perjudican  las pensiones de jubilación; a saber: La mayor longevidad de los trabajadores, la inflación, y el sistema de financiación. De éstas, mencionan longevidad y financiación como problemas fundamentales, y la inflación no la tocan porque sube y baja como la picha de Jorge. En los pasados gobiernos del PP, Rajoy culpó a la crisis y la inflación para subir las pensiones sólo un 0’25%, y el fulano se pasó el IPC por los huevos. Efecto: Durante sus gobiernos las pensiones perdieron un 13% de poder adquisitivo y el nacho fundió la Caja de Pensiones, de sesenta y seis mil millones de euros, dejándola en pelotas. Ahora, los economistas hablan de  co-financiar las pensiones con impuestos, mientras ni cristo dice nada de subir las cotizaciones porque los empresarios no quieren soltar pasta. Unos hablan de trabajar y cotizar más años con pensiones más rácanas, y otros promover y subvencionar suicidios de  pensionistas a los setenta años. ¿Lo veremos?

¡Mataros, nenos!