El calendario

|

Es entendible que pretendan quedar como los buenos de la película en todo momento, pero es sabido que hay proyectos, iniciativas o propuestas que no obtienen el resultado apetecido por mil razones y que deben aguardar otro momento. Por tanto, a veces es mejor explicar las razones por las que no se ha podido conseguir el objetivo de forma inmediata en lugar de ganar tiempo al calendario a la espera de una nueva cita electoral y pueda acreditar gestión para justificar una promesa. Queda menos de un año y medio para la convocatoria con las urnas y, por si ustedes no se han dado cuenta, cada vez se anuncian más obras y se gestionan proyectos con los que llenar el ojo de quien deposita la papeleta. Pues bien, al igual que ocurre con los emprendedores, muchas de estas cuestiones caerán en saco roto, aunque no por ello el político que no las consigue es menos capaz, porque valía seguro que tiene. El problema, surge cuando se quiere llevar la estrategia del triunfador en todo lo que se propone.

El calendario