Ya toca pensar en una nueva etapa en el Deportivo

|

Acabouse o conto. Natxo González ya es el octavo exentrenador del Deportivo en los últimos cinco años. La cosa venía oliendo mal desde hace bastantes jornadas, pero al acabar el partido contra el Rayo Majadahonda el olor era tremendo. El cheiro a Bens parecía Chanel número 5 en comparación con el que se respiraba en Riazor. Culpar al técnico de todos los males del equipo sería injusto; esa responsabilidad hay que repartirla entre todos los integrantes del club, pues a cada nivel le corresponde su cuota. Natxo llevaba perdido varias semanas; no acertaba en las decisiones que tomaba y el equipo iba cayéndose un poco más en cada encuentro. A su sustituto no le queda otra que meterle un buen meneo al vestuario para reactivar a los jugadores y que recuperen la idea de que es posible luchar por el ascenso. Así además se calmarán las aguas en los despachos, que se han agitado un poco de más a cuenta de las propuestas para elegir al nuevo responsable del banquillo blanquiazul. Y que este dure en el puesto, que falta fai.

Ya toca pensar en una nueva etapa en el Deportivo