FALTA DE INTERÉS

|

Los testimonios de los consejeros de Novacaixagalicia en la Audiencia Nacional revelan que la entidad funcionaba, cuando menos, de un modo atípico. Las afirmaciones por parte de los integrantes del equipo directivo de que los más altos cargos se modificaban sus contratos y sus retribuciones y que ellos ni tan siquiera conocían lo que éstos ganaban demuestra, por un lado, la falta de trasparencia de la entidad hasta para buena parte de sus responsables y, por otro, una cierta desidia, puesto que nadie o casi nadie se preocupó de querer conocer lo que se les ocultaba.

FALTA DE INTERÉS