EL MÚSCULO Y LA SOLEDAD

|

Esta última semana se han presentado los dos máximos aspirantes a la Alcaldía ferrolana, el popular José Manuel Rey y la socialista Beatriz Sestayo. Sin embargo las puestas en escena de ambos candidatos han sido muy diferentes. Mientras que el primero llenó el Auditorio Municipal de Caranza con más de 1.300 personas provenientes de todos los sectores vecinales, culturales y deportivos de la ciudad; la segunda se ha limitado a hacerse una foto con los 25 miembros de su candidatura y tomarse un cafecito en Recimil. A 64 días de las elecciones municipales, el centro derecha ha enseñado músculo mientras la neoroja rezuma soledad. No la acompañó ni su grupo municipal. El candidato popular recorrió en su discurso todo lo que había hecho por la ciudad en estos últimos cuatro años, que no ha sido poco, y prometió continuar con la misma línea de trabajo con su proyecto de abrir Ferrol al mar. La socialista despachó su rueda de prensa hablando únicamente del PP. Mientras el Alcalde lanzó un discurso optimista y de futuro, la segunda volvió a encarnar la vieja política del pesimismo más negativo. El sr. Rey Varela habló de Ferrol, la srª Sestayo habló del Sr. Rey Varela. El popular sabe que únicamente será Alcalde si revalida la mayoría absoluta por lo que no le preocupa ni lo más mínimo la existencia de otras opciones políticas minoritarias. La de la rosa sabe perfectamente que únicamente será alcaldesa si le prestan su voto EU, Anova, Podemos en cualquiera de sus denominaciones no oficiales, el BNG y la Marea Ártabra. “Moitos touros para pouca vaca”. La Ley D’Hont, con su distribución proporcional que elimina los restos de los votos situados por debajo del 5%, hará el resto. La imagen de unidad y estabilidad que se manifiesta en el Partido Popular ferrolano es un ejemplo a seguir por las diferentes facciones izquierdistas que no son capaces de ponerse de acuerdo ni siquiera en un programa de mínimos. El electorado, con 35 años de experiencia acumulada, se hace la siguiente pregunta: ¿Si no son capaces de ponerse de acuerdo entre ellos, cómo van a ser capaces de gobernar la ciudad? Y esta losa no se la van a quitar en los próximas semanas. En definitiva, el sr. Rey Varela ganará por incomparecencia del rival, salvo que sus votantes piensen más en Génova que en Ferrol.

 

EL MÚSCULO Y LA SOLEDAD