::::: LUNES :::::

|

 LOS concejales del PPdeG que gobiernan en Santiago mantienen una férrea guerra interna que acaba de acentuarse con la imputación del alcalde. Sus opositores, que en su día contaban con el apoyo de Feijóo, aspiran a controlar el aparato municipal. Rueda pone a prueba su ingenio en busca de soluciones, lo mismo que el regidor coruñés Negreira, virrey provincial.

 CRECEN las críticas hacia la conselleira de Traballo, que acaba de ser elegida diputada, por su mala gestión. Los detractores confían en que Feijóo tome cartas en el asunto y coloque a un vigilante de su máxima confianza para controlar ese departamento. Galicia va camino de los 300.000 parados…

 LAS protestas de los afectados por las preferentes suben de tono y desde la Xunta y NG Banco se limitan a responder que la culpa la tiene Bruselas. No es verdad. El origen de toda esa chapuza financiera está en la horrible gestión de las dos caixas y, en menor grado, en su posterior fusión…

::::: LUNES :::::