NEIL YOUNG

|

Mientras late el corazón del bajo en “Down by the river”, se deshace la voz de un niño con las distorsiones de guitarra y Houllebecq se pregunta: ¿Cómo convertirse en Neil Young? Pienso que Young es algo más que un superviviente y también algo más que una debilidad. “Cinamon girl”, “Helpless”, “Southerman, etc., no pueden ser una debilidad. Quizás una forma de envejecer.

Mientras su guitarra nos labra nuestra cara de arrugas, su voz nos mantiene fuera del tiempo como niños

 

Mientras su guitarra nos labra nuestra cara de arrugas, su voz nos mantiene fuera del tiempo como niños, “Like a Hurricane”. Desde Woodstock detrás de Crosby, Stills y Nash hasta la banda sonora de Dead Man acompañando a las palabras de Nadie: “Tus poemas serán escritos con sangre”. Todavía queda en su viaje Buffalo Springfield y su maravilloso “For what it’s worth”. Young es como un niño descarriado que trata de encontrar su camino. Nunca grita, siempre es un enamorado desesperado que cree en el amor desamparado; “Helpless”. “Envejezco buscando mi corazón de oro, un corazón bueno”, “Heart of gold”. “Anciano, mira mi vida, me parezco mucho a ti. Necesito alguien que me abrace”, “Old Man”.

Young no ha venido como Cortés a matar los secretos del mundo, “Cortez the killer”. Vino a decirnos que el mundo no sería igual sin Young. ¿Habéis oído cómo desgranan esos secretos en la versión en directo? No hay tiempo. Esta canción es capaz de atravesar cuatro décadas. Desde aquel día en Cartagena, “The Last Walzt” es una de mis bandas sonoras al lado de Levon Helm, un batería que canta, recientemente fallecido.

A Neil Young me lo imagino bajando un río en una barca rodeado de ramas de cedro mientras “Nadie, el indio”, suelta una lágrima para despedirse o Peter Handke le confiesa: “Estoy más cerca de ti, de Morrison o Dylan, que de los poetas”. ¿Cómo convertirse en Neil Young? “Nos lo cuenta una canción muy autobiográfica, “Don’t Be Denied”: la infancia desunida, las palizas en el colegio, el encuentro con Stephen Stills, el deseo de ser una estrella. En todo momento la voluntad de aguantar. No dejes que el mundo te pueda”. Viejo rey ¿Te mereces el mundo? (“Old King”).

NEIL YOUNG