LA LUCHA CONTRA EL FURTIVISMO

|

Las respectivas Cofradías de Pescadores y Mariscadores de Ferrol y Barallobre son las más directamente afectadas por el repunte del furtivismo en la ría de Ferrol. Los trabajadores del mar se ven incapaces de atajar por sus propios medios la situación y demandan por ello una justa reacción de la Xunta para incrementar las labores de vigilancia y control de explotación. Se da la circunstancia de que los que actúan de forma ilegal en bancos marisqueros afectados por restricciones pueden generar además un grave problema en la salud del consumidor. A este puede llegar también el marisco, y conviene no olvidarlo, no solo de forma directa, sino a través de hosteleros que no dudan en adquirir el producto aun conociendo su procedencia. La actividad persiste no solo por la crisis y la falta de trabajo sino también porque hay un mercado potencial al que también es obligado perseguir.

LA LUCHA CONTRA EL FURTIVISMO