Otro proyecto que va camino de que le salga musgo

|

EL autobús metropolitano parecía un proyecto que estaba a punto de hacerse realidad. El repertorio de zancadillas mareantes ya no daba para más, o al menos eso parecía, porque aún quedaba el comodín del tiempo y Xulio Ferreiro, el Varoufakis de A Gaiteira, se decidió a utilizarlo. “El transporte metropolitano llegará al centro”, aseguró tras una xuntanza con los alcaldes de la comarca, en la que Iago Martínez, el Rasputín de Teis, estuvo sentado a su derecha, dato significativo, pues revela lo difícil que es que salga algo provechoso de la reunión. Y menos mal que no dijo que llegará “de forma inminente”, porque hubiese sido para echarse a temblar; los vehículos de la Compañía de Tranvías hubiesen seguido siendo los único que circulasen por las calles coruñesas durante al menos otros seis meses. Pero además se da otra circunstancia que hace pensar que la cosa va para largo: la Xunta ha pedido al Ayuntamiento “un cronograma certo e claro” sobre la entrada de los autobuses. Sabiendo las dificultades que la Marea, nasía pa’ganá, tiene con la certeza y la claridad, ya puede esperar sentada Ethel Vázquez.

Otro proyecto que va camino de que le salga musgo