El PP prepara un plan de ahorro tacita a tacita

|

Cuando Pedro Almodóvar era un semidiós, allá por la España de los noventa, ser una chica Almodóvar era un chollo. Que se lo digan a Carmen Maura, que saltaba del rodaje de las pelis a los anuncios televisivos y tacita a tacita se hizo un capitalito con el famoso spot de Monky. Al menos, eso decía ella y la verdad es que debía ser sincera, porque tacita a tacita al PP se le han descabalado las cuentas. Bueno, tacita a tacita y voto a voto perdido, porque el recorte de gastos como consecuencia del brutal recorte de ingresos provocado por la pérdida de apoyo en las elecciones, ha obligado a que el café deje de ser gratis en la sede central de Génova. Colgando una foto de George Clooney o a Juan Valdés en el balcón principal del edificio a lo mejor aún vuelve a ser por la cara. 

El PP prepara un plan de ahorro tacita a tacita