Guerra de idiomas

|

El castellano es el idioma español más hablado, y el único que tiene por delante un crecimiento seguro en el planeta. El euskera, catalán y gallego también son idiomas españoles, y forman parte de un patrimonio cultural que debe ser conservado con medidas de discriminación positiva, porque en sus territorios hay más diglosia que bilingüismo. La guerra entre idiomas es un debate muy recurrente en España, y afirmar que en Cataluña y País Vasco el castellano está amenazado, es sencillamente una “boutade”. En Galicia la legislación es similar, pero como la promulgó Manuel Fraga, no es detectada por el radar de un nacionalismo español que piensa que España se refuerza debilitando su diversidad lingüística. 

No hay mejor aliado para el separatismo, que un gobierno de “patriotas carpetovetónicos” dispuestos a disparar contra todo lo que no gire alrededor del Trono, del Altar, y del castellano.

Guerra de idiomas