Las vueltas de Podemos Galicia para llegar al mismo sitio

|


LA mandamás de Podemos Galicia anda estos días muy activa a cuenta de si su formación concurrirá a los comicios autonómicos de otoño con las mareas o si, por el contrario, lo hará en solitario y con su propia marca. De hecho, no para de reunirse con eso que llaman bases para trazar su hoja de ruta. Sin embargo, pese al esfuerzo, son muchos los que creen que todos estos encuentros de trabajo no dejan de ser una especie de paripé ya que, al final, la última palabra la tiene Pablo Iglesias, y este, tras el penoso resultado de las generales, lo último que quiere es cabrear a los de En Marea y ver como su escueto grupo parlamentario se queda todavía más escuálido con la salida de los galaicos camino del Grupo Mixto. Además, que duda cabe, está esa especie de idilio que viven Iglesias y Xulio Ferreiro. Ese que le llevó a pedirle al regidor que fuera el rostro de su formación en las generales y que Ferreiro, modesto donde los haya, decidió no aceptar.

Las vueltas de Podemos Galicia para llegar al mismo sitio