Un Papá Noel anónimo para treinta y seis familias

|

En estas fechas en las que a muchos se les dispara el amor al prójimo al tiempo que el azúcar –por la ingesta incontrolada de turrones y mazapanes– no suelen faltar las historias de amor y bondad de desconocidos que asumen el papel de Papá Noel. Es el caso de un vecino de una localidad de Florida que a sus 73 años aún tenía muy presentes las navidades de 1983, en las que, con temperaturas de doce grados bajo cero, no tuvo calefacción ni electricidad al no poder pagarlas. Al llegarle el recibo de este año y comprobar que la fecha establecida para cortar el suministro a aquellos clientes que no pudiesen abonar su cuenta era el 26 de diciembre decidió pedir la lista de los impagos y poner de su bolsillo 4.600 dólares para esas facturas. Hay 36 familias muy agradecidas.

Un Papá Noel anónimo para treinta y seis familias