BLESARITIS

|

El sr. Torres Dulce, Fiscal General del Estado, iluminado por no se sabe qué santo, y tras realizar una prospección colorectal vía colonoscopia a la justicia, ha diagnosticado, ¡oh cielos!, que aquello de “la hemorroide es igual para todos”, es una coña marinera, pues afecta más al culo de los chorizos de medio pelo que al de políticos corruptos y/o banqueros, sin incluir el de los jueces que tratan de hacer justicia igualitaria con ellos y acaban padeciendo “blesaritis concomitante”.
Es como si se le hubiera aparecido la Virgen y lo transportara al mundo terrenal aunque, de momento, se reserva el pronóstico. Máxime, cuando el sr. Gallardón, del “Misterio de Justicia”, no deja de tocar los huevos con los cilicios de sus reformas, que joden a los inocentes ciudadanos, incluida la privatización del Registro Civil. Y es que, parece que éste se la coge con papel de fumar tras mear en sus propios charcos.

 

BLESARITIS