El dedo de los dos alcaldes siameses

|

EL pepero Agostiño Hernández, exalcalde de Santiago y exconselleiro de Medio Ambiente, se acercó hace unos meses al Sar, escaravellou en la orilla y pescó un poco de merda y la blandió contra Martiño 2.0 Noriega, exigiéndole una solución para el problema medioambiental del cauce. Esa performance con refugallos no auguraba nada bueno para el regidor local. La situación se complicó cuando el Gobierno rexeitó el proyecto de la estación depuradora de A Silvouta. El lixo se acumulaba y no había forma de disimularlo. Ahora, al parecer, llega ya hasta los despachos y el PP ha denunciado que la Marea del Sar concedió a dedo al menos quince contratos a familiares y afines a la causa. Y corriendo por la autopista la polémica ha llegado hasta A Coruña, donde los peperos locales aseguran que el Gobierno que dirige Xulio Ferreiro, el Varoufakis de A Gaiteira, hermano siamés del regidor compostelano, concedió otros doce contratos by the face a empresas relacionadas con Noriega y sus mariachis. Por ahora no hay nadie camino de Teixeiro, ¡ni mucho menos!, pero muy bien no huele. En comparación con ese embriagador asunto, el cheiro a Bens parece Chanel número 5. FOTO: xulio ferreiro y martiño noriega se saludan con cariño | aec

El dedo de los dos alcaldes siameses