Brexit, un pozo negro para las bolsas

|

Las bolsas siguen mirando al Reino Unido, donde el jueves tendrá lugar el referéndum para decidir la salida o no del país de la UE. El Brexit tiene atenazados a los mercados. Las pérdidas por el miedo a que gane el sí a la salida son muy cuantiosas. Miles de millones de euros se han esfumado de las bolsas y miles de millones están en liquidez a la espera de lo que ocurra. El Ibex acabó la semana con una pérdida del 1,4%, gracias a la tregua que procuró el brutal asesinato de una diputada laborista británica y que paralizó la campaña. Pero el respiro podría tener las patas muy cortas. Las encuestas siguen dando un margen amplio a los partidarios de abandonar la UE. Veremos qué ocurre. En todo caso, hay que hablar también de la vuelta de los “hombres de negro” a Portugal, donde se acumulan los problemas del sistema bancario. La misión durará hasta el 30 de junio y se vigilará la ejecución de los presupuestos y la banca.
Aquí, en España, seguimos con la campaña. Los candidatos se han echado a la calle y a los medios de comunicación. Pablo Iglesias dedica básicamente el tiempo a contar mentiras sobre las bondades de la gestión de los suyos en los lugares donde gobiernan. Las réplicas no se han hecho esperar, ya que ni ha aumentado la inversión, ni la deuda se está reduciendo más rápido, ni el IBI le ha subido solo a unos pocos. La realidad es que la inversión creadora de puestos de trabajo está paralizada o a la espera y por primera vez Madrid capital tiene más parados que toda la Comunidad de Madrid. Pequeño detalle que se le olvida contar al líder de Podemos.
Los populismos han sido un desastre allá donde se han implantado. No hace falta fijarse únicamente en Venezuela, tenemos a Argentina o Ecuador, donde el desastre es mayúsculo. El aumento del gasto público, engordar la administración, la banca pública y amenazar a los acreedores no ha dado resultado y ha llevado a estos países a una crisis grave. Por cierto que el jueves en “ABC”, el economista Juan Antonio Crespo vaticinaba una recesión en todo el mundo en 2017 que durará al menos 18 meses y en la que habrá que estar muy vigilante.

Brexit, un pozo negro para las bolsas