CAMAS SIN PACIENTES

|

A las víctimas de Angrois, 79 en total, no les hacen falta camas. Alguien les cavó sus tumbas desde el mismo instante de coger los billetes de destino. Algunos que obviaron una revisión exhausta de todo el recorrido. En cambio hay a otros que, sin estar en un estado cadavérico, desearían ingresar en los hospitales públicos sostenidos con dinero del pueblo. Pero el gobierno del PP, imbuido en esa alargada sombra de tiempos pasados, ha ordenado que se cierren 250 camas hospitalarias. Lo que resulta que 250 personas que podrían necesitar atención médica en el verano no la tendrán. ¿Recortes? ¿Lucha de clases?
Doscientas cincuenta camas se quedarán sin el peso del cuerpo de pacientes. ¿La respuesta del pueblo? Al pueblo le toca censurar en las urnas del 25 M tal osadía. Mientras tanto, el día 28 habrá en el Obelisco de A Coruña una concentración de acostados. Porque así es como quiere ver al pueblo este Gobierno.

 

CAMAS SIN PACIENTES