Para conseguir limitar la subida de la temperatura a 1,5 grados

|

Para conseguir limitar la subida de la temperatura a 1,5 grados centígrados, que según el ritmo actual podría rebasarse entre el 2030 y el 2052, va a ser necesario que llevamos a cabo profundos cambios sin precedentes tanto a nivel social como global. 
Esta es la principal conclusión que se puede extraer del informe presentado este pasado lunes por el Grupo Intergubernamental de Expertos en Cambio Climático. En su elaboración han participado 91 expertos de 40 países e incluye más de seis mil referencias científicas.
Según este informe, lograr que la limitación a 1,5 en vez de 2 grados, una barrera que fue impuesta en el pasado Acuerdo de París, serviría para reducir el efecto adverso en los ecosistemas del calentamiento global. 
Así por ejemplo se evitaría una mayor extinción de especies, logrando detenerse también la destrucción del coral, básico para la vida en nuestros océanos. 
También se lograría reducir en 10 cm la subida del mar para el año 2.100, preservándose buena parte de nuestros litorales. 
De no conseguirlo, el incremento del calor extremo, mayores sequías y lluvias más torrenciales afectarían a las zonas de producción de alimentos. Entre estas se encuentra el Mediterráneo, considerado una zona especialmente sensible.
Mejorar el consumo energético, una mejor planificación urbana y sobre todo seguir con una mayor reducción en las emisiones de gases contaminantes se plantean como objetivos básicos para conseguir este objetivo que, aunque parezca imposible, todavía se ve como factible. Para lograrlo la receta es invertir en el terreno ecológico. 
El informe considera que es necesario multiplicar por cinco la inversión. Solo así se lograrán máquinas con un consumo energético más eficiente o lograr una agricultura más sostenible, que requiera menos extensión y que evite continuar con la deforestación de la selva para su transformación en campos de cultivos.
No es para tomarse a broma este informe que ahora se hace público. Durante mucho tiempo los científicos vienen avisando de los problemas del cambio climático, pero pocos son los que de verdad se han planteado la necesidad de llevar a cabo profundos cambios en la forma en que tenemos de relacionarnos con el planeta. Más vale que de una vez por todas nos acabemos de concienciar de que las cosas no pueden seguir igual antes de que nos lo acabemos de cargar todo.  
 

Para conseguir limitar la subida de la temperatura a 1,5 grados