¿SORPRESA?

|

En el ránking de corrupción elaborado por la ONG Transparencia Internacional, de menos a más corruptos, España ocupa el puesto 30 de 182 estados, con una nota de transparencia de 6,1 sobre 10. ¿Sorpresa?
La explicación es sencilla. Tenemos una elevada corrupción gris, la que afecta a las elites empresariales y políticas, pero estamos bien situados en la denominada corrupción negra, la que afecta a los diferentes cuerpos de la Administración del Estado y la que más penaliza en la encuesta.
Tenemos demasiados políticos corruptos, pero nuestros médicos, maestros, policías, militares, trabajadores sociales, científicos..., la Administración Pública en su conjunto, es honesta y trabajadora.
Los ciudadanos no tienen que sobornar a los funcionarios para ser atendidos en los colegios, ayuntamientos, centros de salud o comisarías. Somos mejores de lo que creemos.

 

¿SORPRESA?