El retrato de la monja tuitera

|

SOR Lucía Caram es una monja que se define como una “dominica contemplativa. Dicen que soy una monja inquieta e inquietante. Intento ser feliz y hacer felices a los demás”. Hasta ahí nada va mal. Nacida en Argentina, pero más catalanista que la estelada, ahí tampoco hay mucho problema. En España se hizo popular por sus frecuentes apariciones en el el programa “Las mañanas de Cuatro”, cuando lo presentaba Jesús Cintora, pero para entonces ya le llamaban “la monja tuitera” y en Twitter ha quedado retratada y es donde todo se ha venido abajo. El 21 de noviembre de 2014 publicó un mensaje rotundo: “Pantoja a la prisión. La corrupción es un delito grave y no debe haber diferencia de tratos. Duele que teniéndolo todo y con talento haya robado”. El pasado día 2, la situación era diferente: “Todo mi apoyo a Leo Messi. Me pregunto quién estará detrás de todo esto. Espero se aclare todo. Leo juega al fútbol y me creo su declaración”. Por lo que ve, el juez no es tan crédulo.

 

El retrato de la monja tuitera