La solidaridad no va con el dinero

|

JOHNNY Bobbitt, Kate McClure y Mark D’Amico forman un extraño triángulo. El primero es un mendigo sin hogar; ella, una conductora que se quedó sin gasolina en la carretera y el tercero, el novio de la despistada automovilista. Bobbitt le dejó sus últimos veinte dólares para que echase combustible y siguiese su desplazamiento. Ella, agradecida, montó una campaña en GoFoundMe para recaudar dinero y ayudar a al indigente. Juntó más de 402.000 dólares, pero Bobbitt solo ha recibido 75.000 y las 14.000 personas que contribuyeron en la acción solidaria piden explicaciones. Lógico que tengan ganas de recibirlas. FOTO: mcclure y bobbitt | youtube

 

La solidaridad no va con el dinero