Internet, arma de información y para saltarse la ley legalmente

|

LAS dos casi consecutivas campañas electorales han servido para dejar muy claro que internet se ha convertido en un arma de difusión para los partidos y que, en un mundo absolutamente globalizado, resulta cuando menos ridículo intentar imponer censuras sobre la difusión de información. Así, hemos visto como cada intervención de los líderes era jaleada por sus seguidores en Twitter y criticada por sus detractores. Como Facebook era una extensión más de los responsables de campaña y como desde Andorra, un día sí y otro también, se nos informaba de la cotización de una peculiar frutería en el que los precios y los colores se podían entender como escaños y partidos. Tal vez, sobre todo si la tienda andorrana acierta, además de sentarse para intentar pactar una coalición, los partidos tendrían que comenzar a hablar también de la importancia de ajustar la legislación nacional a los nuevos tiempos que corren.

Internet, arma de información y para saltarse la ley legalmente