El padrino

|

Al fin la Audiencia Nacional podrá juzgar al Partido Popular por pagar con presunto dinero negro la remodelación de su cuartel general, mientras el juez Mata investiga, gracias a la cantada de Correa, entresijos de la también presunta caja B del PP. Pronto desfilará una ristra de conocidos, presuntos y no presuntos chorizos entre los que destacara Bárcenas, condenado ya a treinta y tres años de cárcel, al que podrían caerle otros quince. ¡Joder, joder, como se pone esto! La flor y nata de quinquilandia, desfilará por la pasarela de la Audiencia Nacional, practicando el síndrome de la Infanta, con frases como: “No sabía nada, no me consta, eso era cosa de otros o, firmé los papeles por amor”; mientras otros cantarán como canarios flauta todo lo que saben para salvar el culo y no ir al chiquero. ¿Y Mariano qué? ¿Tan inocente como don Corleone, salvará su virginal prolapso hemorroidal como cuando fue de testigo? ¿Quién meterá el dedo en la llaga? Doctores tiene la incisiva y ciega Justicia.

El padrino