RESCATES Y ABANDONOS

|

Las autopistas están en quiebra, y las empresas concesionarias lloran amargamente por los beneficios esfumados y las pérdidas sufridas, y no encuentran consuelo ni siquiera en las súper tarifas que nos meten como aceite de ricino a los apaleados conductores. Y el Gobierno, sensible como siempre a las penas ajenas, acude salvador en su rescate, exigiendo además a los bancos, previamente rescatados con el dinerito de todos nosotros, que perdonen a las concesionarias de las autopistas la mitad de sus deudas y les concedan amplios plazos para devolver el resto. Así, las autopistas de peaje sobrevivirán y todos contentos. Mientras, España, el mismo país que rescata bancos y autopistas de pago es el segundo de la UE con mayor tasa de pobreza infantil, solo superado por Rumanía, y son ya 700.000 los hogares españoles en los que no entra ningún ingreso. A éstos nadie los rescata, por supuesto. A éstos solo les toca el más absoluto abandono. C´est la vie.

 

RESCATES Y ABANDONOS