GALLEGO EJEMPLAR

|

El relevante fotógrafo gallego Ángel Llanos ha fallecido a los 97 años, según informó la Asociación de la Prensa de Vigo. Llanos, trabajador donde los hubiese, vivió por y para la fotografía. Comenzó a ejercer en 1926 en el diario “Faro de Vigo”, del que fue ilustre colaborador gráfico, y se hizo famoso por sus imágenes captadas en el mismísimo Vigo: sus calles, sus barrios y su puerto. Destacó también por trabajar para el Estado Mayor del Ejército, fue retratista del rey Alfonso XIII y era fotógrafo del gabinete del general Aranda en la milicia.

Su labor profesional en Vigo y en diversos puntos de la geografía gallega fue justamente reconocida, por lo que se le nombró socio de honor de la Federación de Asociaciones de la Prensa de España (FAPE).

Así pues, le otorgaron el premio Ángel Cancelo “Una vida de imágenes”, además de bautizar con su nombre una calle de su barrio natal: Coia. Se calcula que a lo largo de su vida profesional habrá realizado más de 50.000 fotografías de todo fuste y algunas de ellas, verdaderas obras de arte dentro del género de informador gráfico.

Por cierto: don Ángel tenía muchos amigos en La Coruña y, precisamente, le distinguía con su fraternal amistad el que fue nuestro alcalde, Alfonso Molina Brandao, quien, en su momento, regaló al fotógrafo vigués una Torre de Hércules de plata con sentida dedicatoria.

El bueno de don Ángel aprovechaba con frecuencia los meses del estío para acercarse hasta La Coruña, donde, son sus palabras, “se lo pasaba en grande”.

En nuestra ciudad era cliente del café-bar Alcázar, al que también acudían muchos cubanos, a los que don Ángel retrató haciéndoles posar con el mismo estilo que utilizó para Alfonso XIII.

Descanse en paz, el venerado maestro.

GALLEGO EJEMPLAR