La gallina o el huevo de la violencia

|

CON lo de dar visibilidad a las situaciones la sociedad se está encontrando con sorpresas que, en la mayoría de las ocasiones, son bastante desagradables. Pasa, por ejemplo, con la violencia machista. Desde que se presta especial atención a este problema hemos descubierto que España es una especie de selva, llena de maltratadores capaces de asesinar a su compañera a las primeras de cambio. Ahora, el foco de la atención se ha situado también sobre el acoso escolar y, de repente hemos descubierto que hay un montón de psicópatas disfrazados de tiernos infantes en todos y cada uno de los centros escolares de este país. Lo curioso es que esta situación tampoco debía de sorprender. Tal vez una sea hija de la otra.

La gallina o el huevo de la violencia