Compararse con Notre Dame

|

El incendio de Notre Dame le dio un par de días de descanso a Macron, pero los chalecos amarillos han vuelto a la lucha tras esa tregua concedida por el fuego que consumió la catedral parisina. Y su regreso ha sido más de lo mismo: protestas y vandalismo que se extienden por toda Francia sin que sus políticos sean capaces de frenarlo. Además, ahora, los manifestantes piden para ellos el mismo trato que recibirá Notre Dame, una lluvia de millones que sirva para recuperar su esplendor de antaño. Ellos piden que los servicios sociales también reciban dinero.

Compararse con Notre Dame