COCHE Y ALCOHOL

|

Del medio millar de sanciones que la Policía Local instruyó desde enero en relación con la seguridad viaria, más del 41 por ciento se corresponden con la ingesta de bebidas alcohólicas y uno de cada diez infractores se negaron a realizar la correspondiente prueba. Los datos revelan que las actuaciones de los agentes en materia de control y prevención dan sus frutos pero también que es precisamente esta la principal causa, como es sabido, de los accidentes de circulación. El hecho de que una de cada diez personas se haya negado a realizar la prueba de control evidencia cuando menos su culpa, con casi toda probabilidad porque supera con creces las tasas mínimas. Si se tiene en cuenta que los agentes locales han realizado más de 1.200 controles en el mismo período, asusta comprobar hasta qué punto el número de sancionados alcanza porcentajes alarmantes.

COCHE Y ALCOHOL