Ocio, cultura y mar

|

l ocio y la cultura son fundamentales en la vida de las personas. Permiten que puedan utilizar el tiempo libre del que disponen en ocupaciones que les generan placer y, por tanto, bienestar. Dedicar unas horas a despejar la mente y hacer cosas que divierten y aportan un ambiente propicio para el desarrollo de la creatividad, las aptitudes individuales y colectivas y facilitar la comunicación y las relaciones entre iguales siempre es positivo. La energía que aportan las actividades culturales con el ocio son significativas a largo plazo para la salud y la calidad de vida como así indican infinidad de estudios.
Muchos ayuntamientos no tienen capacidad para disponer de las infraestructuras precisas para satisfacer la demanda vecinal y por ello gestionan con otras administraciones la cesión de inmuebles. Este es el caso de Cambados, que consiguió en su día, hace quince años, la concesión de la nave de José Peña para actividades museísticas y salón de congresos y que hoy en día se ha convertido en un centro multiusos al servicio de los ciudadanos.
Las concesiones tienen fecha de caducidad y en el caso del Salón de Peña lo hace este año y lo que podría parecer un simple trámite administrativo entre el Concello y Portos de Galicia para renovar el convenio se ha convertido en un problema social y cultural de primer orden para el gobierno local, al encontrarse con la negativa a la renovación en los términos actuales porque el ente autonómico incide en que solo se puede utilizar para actividades relacionadas con el sector del mar. Tras las lógicas quejas municipales, Portos se abre a la posibilidad de permitir otros usos siempre y cuando se le pida permiso con antelación y con potestad de denegarlo, algo que en la práctica dejará a este centro dinamizador de la vida social cambadesa en desuso y con un aprovechamiento mínimo teniendo en cuenta todo su potencial.Queda todavía margen de negociación para que haya un entendimiento y Cambados pueda recuperar este espacio dinamizador del ocio y la cultura porque de lo contrario sería muy difícil de entender para los usuarios actuales y conllevaría la adopción de otras acciones. 

Ocio, cultura y mar