El jardín florido

|

Parece que Mariano Rajoy nació con una flor en el culo. Ni él mismo daba un peso por volver a gobernar, pero he aquí que unos capullos rosáceos se lo han puesto en bandeja.
Ahora, a Mariano ya no le interesa la probable posibilidad  de abstención oficial del PSE (con dudas de no ser asumida por todos los parlamentarios sociatas si no hay elecciones), es más: se la trae completamente floja.
Lo que el PP y Mariano quieren, es alcanzar la mayoría absoluta, solos o con Ciutadans, y gobernar tranquilos sin incordios socialistas, a pesar de que éstos están con el pantalón en las rodillas.
Aprovechando tal circunstancia, quizá les pidan que se inclinen algo, hasta alcanzar la conocida postura democrática número tres del Kamasutra político, para no llegar a unas elecciones que dejarían al Partido Socialista defenestrado..
¡Qué cosas se ven en el florido jardín de la política! Capullos a gogó, rosas marchitas, y abono. Mucho abono.
 

El jardín florido