La burra

|

PPor fin, hombre, por fin!: Ana Botella ha caído de la burra, o la burra la ha tirado.  –No vamos a presentar a Madrid a los Juegos Olímpicos del 2024, dijo.
No sé si se le abrieron los ojos como a San Pablo, pero, por lo que se ve, después de tanto intento inútil, tanto postín institucional, y también tanto gasto, la burra no está para coñas. Te llames como te llames. Ahora solo falta que se postule alguna otra para alcaldesa, o lo que fuera o fuese Anita (quizá Esperanza Aguirre), y le dé por la misma perra y subirse a la misma burra.
Claro que, entre una y otra, hay un mundo de diferencia en cuanto a inteligencia, y no creo que la Espe cometa los mismos errores que la Botella, cuando tiene un amplio margen para meterse en otros laberintos, como el del los casinos del yanqui ese. Mientras parece que se acabó el despilfarro, hay asuntos de corte social que merecen atención y pasta, que no recibirán.

La burra