La amenaza de una nueva purga

|


POR arriesgado que sea asumir ese papel, aún quedan valientes en Ciudadanos; ahora bien, que se tienten la ropa, porque ya se sabe lo que que le ocurrió a Antonio Rodríguez, el que fue diputado por A Coruña en la legislatura frustrada, por desviarse un milímetro de la línea oficial. El caso es que el veto de Albert Rivera, el político antes conocido como Adolfo Suárez, a Rajoy ha abierto una fisura interna, puesto que un sector del partido considera que se trata de una postura absurda, que no solo no debilitará al PP, sino que los reforzará más. Pues menos mal que Rivera proclamó que habían llegado para quedarse, porque así fue el principio del fin de la UCD.

La amenaza de una nueva purga