UN EQUIPO CON GRARRA

|

Remontar dos tantos en contra y estar muy a punto de vencer en la visita a La Cultural Leonesa pone de relieve que al Racing la garra le sienta bien y que está cogiendo el pulso a una competición en la que puede lograr mucho más que el simple hecho de mantenerse en la categoría. De seguir así las cosas, a nadie le podría extrañar que se diesen opciones sobradas para disputar el ascenso y volver a Segunda. Fe y perseverancia corren parejas cuando se es capaz de igualar un marcador adverso y arrancar un punto, uno más, en visita a domicilio. Pudieron ser más, como en otras ocasiones, pero más jugó ya el paso del tiempo que la falta de aspiraciones. La afición no puede quejarse, como tampoco obviar la disposición de unos jugadores que están demostrando que lo quieren dar todo, y de un entrenador que no se cansa de demostrar confianza, sabedor de lo que aún está por dar.

UN EQUIPO CON GRARRA