La guerra de los avales

|

SUSANA “La sultana” Díaz quería ganar por goleada y sacarle 20.000 avales de ventaja a Pedro “La sonrisa” Sánchez, pero al final solo consiguió una renta de 5.000, o sea, ganó por 1-0 y gracias. El aspirante al recunque, de subidón por la honrosa derrota, se llevó, en cambio, un revolcón de los que hacen época por bocas. Se fue a la tele a ver a Susanna Griso y la periodista le espetó: “¿En qué momento se dio cuenta de que España era una nación de naciones y Cataluña una nación?”, pregunta que ilustró con otra entrevista que le había hecho a Sánchez, en la que este afirmaba que no llamaría nación a Cataluña. El podemizado socialista no sabía dónde meterse. Se puso todo tan calentito que poco después empezó a ferver, pues cuando empezó el recuento de avales comenzó a cobrar fuerza el rumor de que Sánchez había presentado 57.000 porque una morea deles estaban falsificados... y además con un doble objetivo: poder denunciar un pucherazo a favor de Díaz y dejar fuera a López al anularse muchas de sus firmas, que serían las que habría duplicado. Si es verdad...

La guerra de los avales