Froilán, entre la Corona y el chóped

|

FROILÁN se dio a conocer al mundo cuando solo tenía cinco años. Aquellas patadas que le arreó a una de sus primas en la boda del tito Felipe hicieron pensar que tendría futuro en el fútbol; en el Real Madrid, por supuesto. Pero él es un purasangre Borbón y enfocó su vida más por el camino de la festa rachada, aunque ahora parece que ha sentado un poco la cabeza al ennoviarse con la heredera del imperio de embutidos El Pozo. Pero esa relación no gusta al Partido Froilanista, que ha celebrado un referéndum cuyo resultado conmina al Froilán a elegir entre “la Corona o la charcutera”. Que le pregunte a su abuelo que le dará un buen consejo.

Froilán, entre la Corona y el chóped