El fiambre

|

El alcalde del Ayuntamiento del Escorial, Antonio Vicente Rubio, del PP, y su equipo de gobierno, tienen la picha hecha un lío porque no saben qué hacer con el fiambre de la presunta y extinta vidente Amparo Cuevas (a la que en vida y, presuntamente, se le aparecía la Virgen), en situación de “enterramiento irregular”, en un sarcófago situado al aire libre en una finca particular propiedad de su “orden religiosa”, desde que cascó hace dos años. Un circo del copón.
Pues bien: Yo les aconsejo que trasladen el asunto al fiscal general del Estado para que lo eleve a conocimiento del Ministro de Justicia, y éste se lo emplume al Tribunal Supremo y dictamine qué carallo hacer con el fiambre: si lo entierran en un cementerio, esperan a ver si el Vaticano canoniza a la vidente, o la dejan en situación de “enterramiento irregular” como a los asesinados del franquismo, que “pueblan” –un decir– campos y cunetas.

 

El fiambre