El cocodrilo era el que parecía humano

|

LOS filipinos son unos tipos raros. Durante siglos hablaron español, hasta que les dio por inglés. Ahora se siguen llamando Juan, José o Manuel, pero no tienen ni idea de castellano. Pero no se quedan ahí sus rarezas, pues hasta son capaces de morder a los cocodrilos. Eso hizo un hombre a cuyo hijo trataba de arrastrar uno de esos reptiles a las profundidades de un río. El hombre le dio unos puñetazos, pero el bicho no soltaba a su presa, así que le mordió en las partes blandas de las patas, provocándole heridas por las que sangraba. Abrió sus fauces y soltó al cativo. Anda que si el animal tiene que vacunarse contra la rabia. FOTO: un cocodrilo, al borde de un río | aec

El cocodrilo era el que parecía humano