BARRIOS DE MUSEO (II)

|

Insuficiencia de accesos, transporte público raquítico, ausencia de aparcamientos, multas por mal aparcamiento y falta de colaboración con el ciudadano, obras, depresión comercial con abundancia de locales vacíos y escasa asistencia de público salvo en fechas muy puntuales, iluminación tercermundista, suciedad; son algunos de los factores que de forma endémica aquejan al barrio de A Magdalena y que año tras año siguen sin obtener una respuesta eficaz de la administración local. Al revés, cada vez los accesos al centro de la ciudad son más dificultosos, incluso exasperantes, el aparcamiento imposible por mucha paciencia que uno tenga y la oferta comercial cada día más escasa. Todo ello conduce a los foráneos a no traspasar las fronteras de la plaza de España y a los residentes a dirigirse a otros municipios vecinos más receptivos a las comodidades del ciudadano medio. Si hubieran convocado un concurso de ideas para destrozar A Magdalena no hubieran encontrado creativos más eficaces que los que ya tenemos.

 

BARRIOS DE MUSEO (II)