La Iglesia

|

Mas palabras del Papa Francisco tienen que hacer reflexionar a los miembros de la Iglesia: “lo que sale mal en la vida, lo que no funciona en la Iglesia, lo que no va bien en el mundo ya no será una justificación …”. 

Somos muchos los que creemos que la Iglesia tiene que ser mucho más inclusiva, menos burocrática y corporativista. No puede seguir anclada en las teorías y prácticas de hace dos siglos, como señala el Papa Francisco. Las realidades son diferentes. 

En una sociedad democrática y con un estado de derecho no tendría que ser necesaria “la caridad” si se cumpliese con la legalidad vigente y ahí la Iglesia, todos sus miembros, es donde tienen que dar la batalla, en los próximos años. 

La Iglesia también tendría que tomar parte activa en la vida pública y política del país para exigir políticas sociales reales y que se palien las situaciones de vulnerabilidad y exclusión social, tratando de buscar la Justicia Social y el aminorar, en lo posible, las desigualdades sociales existentes y que van en aumento. Menos consejos de “moralidad” y más luchar por la Dignidad Humana. 

Por otra parte, muchos creyentes, deseamos una Iglesia de puertas abiertas, donde todo el mundo se sienta y sea acogida de verdad, independientemente de su ideología, raza o condición social. No se puede seguir ofreciendo pleitesía a muchos gobiernos para mantener la posición social y crematística de sus responsables eclesiásticos, mientras los ciudadanos pasan por situaciones de necesidad material y de limitación de las libertades políticas. 

La Iglesia