::::: VIERNES :::::

|

 Unidad, fuerza y juventud

XAQUÍN Fernández Leiceaga está eufórico. Lógico, pues el propio José RamónO GarañónGómez Besteiro gestionó su puesta de largo ante PedroLa sonrisaSánchez. Ese sentimiento de euforia ante las primarias de la franquicia enxebre del PSOE le permite proclamar sin ruborizarse obviedades como: “Sólo se atraen votos moderados con un PSdeG unido y fuerte”. ¡Pobre del partido que con unidad y fortaleza no sea capaz de atraer votos! El problema es que la unidad de los socialistas gallegos es una quimera desde hace mucho tiempo y la fortaleza se reduce a la de los militantes adictos al gym que se pasan el día haciendo pesas. Basta con fijarse en los dos hechos más relevantes que sucedieron ayer por la mañana en el planeta PSdeG para darse cuenta de ello: José Luis Méndez Romeu formalizó su candidatura a las primarias y poco después Valentín González Formoso, quien no aclaró si se presentará o no, descartó para las elecciones internas a “portavoces a de sesenta y pico años”. Pues eso, unidad, fortaleza... y juventud.

 “Dillo ti”, que a min non me dá ningunha risa

AVIA Veira tiene que lidiar en María Pita con la soledad a la que la condenaron los bloqueiros que la precedieron en las tareas municipales. La herencia que Carril y demás hierbas le legaron como consecuencia de su gestión hubiese deprimido a cualquiera, pero la solitaria concejala del Beneguai no solo no pierde los ánimos, sino que está pletórica y traballa arreo. ¡Que se lo digan a la Marea, nasía pa’ganá, a la que le da un día sí y otro también unas labazadas arrepiantes! La última se la ha propinado en la boca, pues llegó a cuenta del “Dillo ti”. Veira ha echado cuentas y ha llegado a la conclusión de que tres funciones del espectáculo diseñado por la mente pensante de la xente do común para “desordenar” el movimiento vecinal han costado casi 50.000 euros, que, por supuesto, pagan a escote los coruñeses y que supone más del doble de lo que aseguran los mareantes que se han gastado. Que llo diga outro, que a min non me dá ningunha risa.

 Ciudadanos descubre la Galicia real

MANUEL Pena, que así se llama el coordinador territorial de Ciudadanos en Galicia, es natural de Moaña, pero muy bien podía haber nacido en Barcelona como su jefe, Albert Rivera, el político antes conocido como Adolfo Suárez, pues el conocimiento que ambos tienen de Galicia es igual de limitado. De hecho, Pena ha asegurado que los problemas de ambos territorios son los mismos. La crisis del sector lácteo, los recortes de las cuotas pesqueras, el envejecimiento de la población... Pues aun así C’s tiene un diputado gallego.

 Los papeles de la familia Alcántara

SU nombre aparece en unos papeles que hacen pensar en supuestos delitos fiscales e Imanol Arias amenaza con marcharse de España. No dice a dónde, pero se supone que a Panamá. A los dos días aparecen el nombre de su mujer y del marido de su mujer. Su mujer en la ficción, Ana Duato, y el marido de ella en la realidad, Miguel Ángel Bernardeau. Al final, la hija yonqui va a ser la más legal de la familia Alcántara.

 Otro trimestre de oro en Abanca

TRES meses –enero, febrero y marzo– han sido tiempo suficiente para que el deportivismo pasase de la euforia a la depresión al ver cómo su equipo se despeñaba por una cuesta que aún no se sabe dónde acabará. Esos mismos tres meses han sido también tiempo suficiente para que Abanca lograse un beneficio antes de impuestos de 111 millones de euros. No se trata de establecer comparaciones, pero está claro que hay una gran diferencia entre Víctor y Escotet en la gestión de los activos con los que cuentan.

 Otro uno en la quiniela

LA CUP sigue siendo única –por suerte no hay más que una–; organizó un referéndum entre sus militantes y consiguió que acabase en empate –equis en la quiniela–. Podemos convocó otra consulta y PabloViva la GenteIglesias ganó por goleada. Ahora le ha tocado a Izquierda Unida y tampoco ha habido sorpresas; el equipo capitaneado por Alberto Garzón ha arrasado –otro uno en la quiniela–, con el mérito añadido de que los votantes dieron el “sí” a un pacto que ni existe ni se sabe cómo será. Está claro que en Cataluña la quiniela aún da opciones de hacerse millonario, pero en España para ser rico hay que jugar a la Primitiva.

 Anunciar para decir que se hace

LAS cuentas municipales ferrolanas van camino de ser un culebrón. De estar negociando los presupuestos a no negociarlos, a tenerlos hechos y no tenerlos y, ahora, los habrá, pero en formato reducido, en consonancia con lo que queda de año. Al ritmo en que los políticos locales los estudian, los fondos para este ejercicio serán previsiones de un mes. Es de pensar que la apatía y la modorra reina en el consistorio, tanto en el gobierno como en la oposición, y que están a la espera de que lleguen las vacaciones de verano de sol y playa. A este paso los vecinos se van a encontrar con unos políticos que anuncian que regresan sin que nadie los echase de menos, porque la estampida será después de las elecciones generales.

 Iglesias y la piel de cordero 

SE suele decir que la música amansa a las fieras, pero nada más lejos de la realidad. Uno no se imagina a Frank de la Jungla silbando la Cabalgata de las Walkirias cuando está a punto de ser devorado por un tigre. Como mucho, intentará correr como alma que lleva el diablo. Lo que de verdad suaviza el ánimo y calma el espíritu es la proximidad de una cita electoral. Y el mejor ejemplo fue el que pudieron escuchar ayer los españoles en la entrevista que Carlos Herrera hizo en la Cope a Pablo Iglesias. Se podría decir que ni lavado con Colón quedaría más blanco el coletudo líder de Podemos que hasta llegó a renegar de Maduro y de la situación que se está viviendo en Venezuela. La casta ya no existe, los añejos comunistas son socios perfectos y, por supuesto, el PSOE ya no tiene las manos manchadas de cal viva. Es decir, que a la hora de sumar apoyos para asaltar los cielos (entiéndase La Moncloa), todos son amiguitos.

::::: VIERNES :::::