LOS CONTRASTES DE LA CRISIS

|

Miles de gallegos cumplieron un año más con la tradición del día de Difuntos y acudieron a los cementerios para rendir homenaje póstumo a sus familiares. Los camposantos coruñeses fueron un claro ejemplo del respeto a esa ancestral costumbre, tan arraigada en la comunidad autónoma, y presentaron durante todo el día de ayer la mejor de sus imágenes, con gran parte de las tumbas engalanadas con flores, si bien esta vez muchos optaron por variedades más baratas que otros años, pues con el incremento del IVA los precios se han disparado hasta cotas casi inalcanzables. Es uno de los efectos de la crisis, que se extienden a todos los ámbitos, como confirman los propios empresarios de las funerarias, quienes reconocen que anteriormente era muy difícil que se cubriesen todos los puestos de trabajo en sus compañías y ahora, en cambio, reciben una media semanal de cincuenta demandas de empleo.

LOS CONTRASTES DE LA CRISIS