La rebelión laranxa

|


BUENA la ha hecho Albert Rivera, el político antes conocido como Adolfo Suárez, al accionar el mando a distancia y lanzar a Cristina Losada como candidata en las primarias. Si a los militantes de la franquicia gallega ya les costaba poco alporizarse, con semejante decisión no solo han montado una revolución sino dos ya han presentado a dos candidatos alternativos: el muy peculiar Juan Ferreiro, a quien en su día purgaron ZP y Fran Caamaño por sus tesis proislamistas –casi nada al aparato–, y el químico Bruno Calo. Como se alíen ambos pueden formar un explosivo cóctel laranxa.

La rebelión laranxa