Prevenir es mejor que curar

|

En esto de la lucha contra el coronavirus está claro que la previsión es una de la mejores armas. Hasta ahora pareciera que estuviéramos llegando siempre tarde a la lucha contra la pandemia. Por ejemplo, vimos cómo Italia se confinaba y nosotros no hicimos nada hasta que los muertos se contaban por miles. Ahora, la Consellería de Educación esta dispuesta a que no nos pille el tren y ha decidido preparar a los colegios ante una eventual suspensión de las clases. Y eso, a pesar de que la posibilidad, por ahora, ni tan siquiera está siendo contemplada. La idea es que la educación en las casas sea lo más parecida a la presencial en los colegios. De este modo, los alumnos tendrían la misma carga docente que la que tienen en sus centros. Hay que tener en cuenta que cada día entran en los colegios alrededor de medio millón de personas y hay que estar preparado para cualquier escenario.

Prevenir es mejor que curar