Libro azul

|

o me refiero al libro azul de los alienígenas esos, sino al escuchimizado que enarbola el venezolano Maduro, y dice que es su Constitución. Pero ¿qué clase de Constitución es esa mingurria, si no mide más de seis centímetros de alto, cuatro de ancho, y dos de grueso? Me pregunto qué cabrá en ella. Para Constitución la nuestra; un libro de tomo y lomo, de cuarenta centímetros de alto, treinta de ancho, y diez de grueso, encuadernada en piel de cerdo o bovino, donde todo está estipulado para guiarte en la vida, desde que naces hasta que cascas. Desde los propios derechos fundamentales hasta las intervenciones proctológicas a las que puedes optar, sin faltar nada por el medio. 
La nuestra sí que es una Constitución seria y de peso, no ese librito azul microscópico, envuelto en celofán, que exhibe Maduro en la televisión venezolana diciendo que es la leche, principio y fin de todas las cosas, como Dios. ¡Pero de qué, neno!

Libro azul