Beiras da el primer aviso

|

EL tono siempre es monocorde. El exjuez y virtuoso de la gaita y la zanfoña Luís Villares no se altera ni cuando interviene en el cumio de En Marea, originariamente un espacio multicultural hispano-galaico y ahora sabe Dios qué. Uno se pone un recitatorio suyo cuando se va a la cama y en dos segundos está roque; no hay pasti que se compare. Veremos si no acaba contratándolo algún laboratorio farmacéutico que quiere sustituir sus somníferos de producción química por otros más naturales. No le vendría mal, porque todo apunta a que en las autonómicas se va a esnafrar. En cambio, el ya octogenario Beiras está que se sale. Definitivamente ha dejado de interpretar sonatas al piano y se ha pasado a las terroríficas composiciones de Wagner. No hay quien coja el sueño cuando él actúa. Que se vayan preparando los díscolos, porque el nacionalista del pelo crecho ya avisó de que no se puede luchar contra la casta si hay casta dentro y de que a los rebeldes habrá que castigarlos. ¡Pobres alcaldes!  

Beiras da el primer aviso