El grave error que está cometiendo Santiago Abascal

|

No eligió un buen momento Santiago Abascal, líder de Vox, para hacer de la ley de violencia de género la roca sobre la que quiere edificar su iglesia. La realidad tiene esas cosas y mientras el le hace ascos a un pacto con PP y Ciudadanos para gobernar Andalucía a cuenta de lo que considera una norma innecesaria, una mujer ha perdido la vida a puñaladas en Cantabria. Incluso, coincide en el tiempo la decisión de que los miembros de la Manada sigan paseando por la calle mientras la sentencia no sea firme (algo que nadie, o casi nadie que no sean los jueces que toman la decisión entienden). Y hace mal Abascal porque es posible que en el fondo tenga razón y que la ley no sea la mejor del mundo, pero también es verdad es que hay que hacer algo para acabar con una lacra que no es digna de una sociedad que se define como civilizada. Si miramos hacia otro lado ante este tipo de crímenes lo podríamos hacer con otros y la sociedad no puede vivir sabiendo que, en lugar de actuar, en lugar de intentar atajar esta situación, prefirió mirar para otro lado. Esa sería una losa demasiado pesada para la conciencia colectiva de este país.

El grave error que está cometiendo Santiago Abascal