La madre

|

Mientras el juez Ruz no deja a Bárcenas pagarle los impuestos a Montoro, por la pasta de las cuentas que tiene en Suiza, de esas mismas cuentas que, todavía nadie ha demostrado que sea dinero ilícito, el juez Pedraz deja al pollo de Gowex pagar una fianza de 600.000 euros, para librarse de ir al chiquero, de un dinero sacado de la cuenta de un banco extranjero, que se sabe que lo ha estafado a otros.
Entretanto, van al chiquero el auditor de las cuentas de Gowex y cinco testaferros del elemento. Uds. dirán lo que quieran, pero hay algo que no me cuadra en el tratamiento judicial de estos dos asuntos; a saber: si Bárcenas paga a Hacienda, es dinero que va a las arcas del Estado, a sus presupuestos generales, y sirve para hacer cosas a los ciudadanos. Pero si el nacho de Gowex se diera el piro, un suponer, ¿qué se haría con la pasta de su fianza, y a quién serviría? Hijos míos: he ahí la madre del cordero.

 

La madre