Semana Santa de Ferrol: de Interés Turístico Internacional

|

Me atrevo a decir que no hay gente más preocupada por “el tiempo” que toda esa gran familia que conforman la Semana Santa de Ferrol, la Junta de Cofradías, los cofrades, los organizadores, los priostes, los mayordomos y toda esa gente que se mueve alrededor de las procesiones,  sin olvidar a los ciudadanos de a pie, ansiosos de ver y disfrutar de los desfiles procesionales de la Semana Santa Ferrolana. Todos ellos consultan con avidez las predicciones meteorológicas con la esperanza de que anuncien el ansiado anticiclón o la temida borrasca, que de todo hay.   
Cada vez que veo u oigo una banda de cornetas y tambores, bien sea en las procesiones de Semana Santa o en cualquier otro evento donde alguna de las que existen en Ferrol se dejan ver, me viene a la memoria la que para mí es la predecesora de todas ellas en nuestra ciudad, y me atrevo a decir en opinión personal compartida por muchos, que la mejor de todos los tiempos. Me refiero como no a la Banda de Cornetas y Tambores de Bazán.
Sus componentes dirigidos por Chito, eran admirados por sus interpretaciones, su marcialidad en los desfiles, procesionales o no, su participación desinteresada en todos los lugares, celebraciones, procesiones o eventos de todo tipo donde se les requería, haciendo las delicias de todos cuantos les escuchaban y veían moviendo sus cornetas haciendo quiebros al aire con los palillos del tambor, en plan malabarista, en medio de los redobles, suscitando apuestas, a que se le caen, decían los incrédulos. Siempre perdían. 
Alfonso Pena, “Chito”, encargado de armadores de Bazán,  aficionado a la fotografía, amigo de sus amigos, pero sobretodo  era un virtuoso con diversos instrumentos musicales, el cornetín de órdenes, el tambor, la armónica, entre otros, no tenían secretos para él, tanto que por su buen hacer fue con diferencia el mejor corneta y jefe de banda habido en todos los tiempos en Ferrol, dicho sea esto sin menospreciar a nadie, ya que no deja esta de ser una opinión personal  condicionada por mí gusto.
Pero la banda de cornetas y tambores de Bazán, que también lo era de gaitas, fue cuna de otros reconocidos artistas entre ellos Constantino Bellón que formó parte de la banda de Bazán en sus inicios como “gaiteiro” numerario de la misma, luego, el tiempo y su buen hacer terminaron poniéndolo en donde debía, hasta el punto de que desde 1991 se celebraba en su honor el “Premio Internacional de Gaita Constantino Bellón” que estaba considerado como el más prestigioso del mundo. En la actualidad este evento dejó de celebrarse a causa de la inactividad que durante un tiempo sufrió la entidad que lo organizaba, pero hoy, recuperada esta, quizás fuese el momento de recuperar también aquel afamado concurso que llevaba el nombre de este no menos afamado musicólogo valdoviñes.
El Anuario Ferrolano, en su “especial Tirso” editado en 2003 decía: Constantino Bellón Lago, nace en Valdoviño, en Febrero de 1896. Guarda jurado de Bazán, en 1927 a solicitud propia pasó al taller de ebanistas, componente de la banda de música de la empresa, toca el saxofón alto, el tenor, el oboe y la gaita gallega. Por encargo de la dirección funda y organiza la “Banda de gaitas de la Bazán” integrada por aprendices.
 Desde que Constantino, Chito  y el resto de componentes de la Banda de Bazán hicieron grande esta organización, hasta la fecha, son muchos los integrantes que componen las bandas que hoy en día existen en nuestra ciudad. La Banda Acotaga, es un claro ejemplo de ello, sus integrantes no solo interpretan a la perfección las piezas de su repertorio, ya que entre sus componentes cuentan con los compositores de algunas de sus interpretaciones como sucede con el Himno de Nuestra Señora de los Cautivos, titulado “Líbrame” con música de José R. Caamaño y letra de Roberto Gago. 
Hubo algún tiempo en que incluso las bandas militares del Tercio del Norte o del Ejercito participaban en los desfiles procesionales, a día de hoy, a veces, solo a veces, también desfila la Brilat que junto con su compañía de gastadores encandilaban a los ferrolanos. Esta costumbre dejó de practicarse  por no se sabe muy bien qué razón, unos dicen que es porque no los invitan, otros que no pueden participar, otros que porque si lo hacen tiene que ser con voluntarios, y estos no se prodigan, pero en fin el resultado de ello es que los ferrolanos hemos de conformarnos sin contar con su participación. 
A día de hoy en Ferrol bandas de cornetas, tambores y gaitas como tal hay unas cuantas: Acotaga, la de Las Angustias, la de la OJE, la Banda Ferrol y la de la Amargura son algunas,  pero existen además otras agrupaciones musicales que participan y engrandecen los desfiles procesionales de la Semana Santa de Ferrol,  entre todas ellas, las cofradías y el público asistente a los desfiles procesionales han conseguido que nuestra Semana Santa haya  sido reconocida como de “Interés turístico internacional”.

Semana Santa de Ferrol: de Interés Turístico Internacional