La nueva aspiración laboral de Pablo Iglesias

|

DICEN que uno cambia cuando es padre –y que una cambia cuando es madre, que ya se sabe con las cosas del leguaje hay que tener mucho cuidado con los de Podemos– y debe de ser verdad. Una temporada limpiando culos, cambiando pañales y preparando biberones nos ha devuelto a un Pablo, antes Pablo Manuel, “Viva la Gente” Iglesias nuevo. Ya no quiere ser vicepresidente del Gobierno con los socialistas; ahora su objetivo es el Ministerio del Interior. No aspira a ser ministro de Trabajo, de Igualdad, de Industria, de Educación... departamentos más axeitados a sus supuestas ¿ideas?; no él quiere la tan de la casta cartera de Interior. Igual es que se cansó de chapotear en la piscina de su dacha de Galapagar y sueña con hacerlo en las cloacas del Estado.

La nueva aspiración laboral de Pablo Iglesias