EL DUENDE Y HOOKER

|

De vez en cuando someto al aburrimiento a una lucha con el duende, digo mi aburrimiento y el duende de los otros; casi siempre musical. Este encontronazo es gasolina para los días grises. Esta vez le tocó a un disco del año 70 y a una canción, sobre todo a una canción, que despertó esa lucha. El disco Hooker ‘n’ Heat y la canción The World Today. Esta rosa en el centeno que sacudió emociones. Grabado en mayo del setenta con un Canned Heat remodelado, y con un Alan Wilson en estado de gracia, su último disco, moriría en septiembre. Decía Lorca: “Todo lo que tiene sonido negro tiene duende”; es posible, pero lo que es verdad es que aquella primavera estaba en los estudios de los Ángeles. El blues, el flamenco, el duende; todo gira en los márgenes y en el misterio. El duende ríe desde la tristeza como este disco. Dice Federico que es el mismo duende que “arrasó el corazón de Nietzsche”. ¿Qué decir de John Lee Hoocker? Sopla, no canta, emite sonidos y el solo sonido mascullado, onomatopéyico es blues. Verdaderamente esos días había un dios misterioso y escondido.

 

EL DUENDE Y HOOKER